Guía de litigio para casos de personas pertenecientes a la población LGBTTTI en el nuevo sistema de justicia penal.

 

 

 

Guia LGBTTTI

 

Descarga la Guía aquí

 

La reforma constitucional de 2011 sobre derechos humanos estableció en el artículo primero constitucional la prohibición de la discriminación por motivo de preferencia sexual(1), lo cual representó un avance loable para la conquista de nuevos espacios por parte de la población del grupo Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Travesti, Transexual e Intersexual (en adelante LGBTTTI), quienes han sido un grupo discriminado por razón de su identidad de género. Sin embargo, aún no puede decirse que la situación de discriminación que viven las personas de la población LGBTTTI esté superada, por el contrario, ésta persiste.

De enero de 2011 a marzo de 2013 el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) registró 377 casos de discriminación en contra de personas de la comunidad LGBTTTI (2), la misma institución detectó en 2010 a partir de la Encuesta Nacional Sobre Discriminación que, 4 de cada 10 mexicanos no estarían dispuestos a permitir que en su casa vivieran gays o lesbianas, además 3 de cada 10 se oponen al matrimonio igualitario; el 24.7% de las personas que se identifican como pertenecientes a la población LGBTTTI considera que su principal problema es la discriminación (3).

Aunado a lo anterior, en mayo de 2014 la Comisión Ciudadana Contra los Crímenes de Odio por Homofobia dio a conocer que en México de 1995 al 2014 se registraron 1,218 homicidios por homofobia (4), según el estudio; en el Distrito Federal se cometieron 168 asesinatos de ese tipo, lo que la coloca como la entidad en la que se registraron más casos (5). México es el segundo país a nivel mundial con más crímenes de odio por homofobia, únicamente por debajo de Brasil (6).

En lo que respecta al ámbito legal, Asistencia Legal por los Derechos Humanos en su informe titulado Personas privadas de la libertad de la comunidad LGBTTTI: ¿Comunidad LGBTTTI sin derechos? (7) detectó casos de violaciones al debido proceso de personas de la población LGBTTTI recluidas en centros de reinserción social del Distrito Federal, en los que se pueden observar entre otras cosas, que se discrimina a las personas de este grupo por su identidad de género, de tal forma que se les niega el acceso a la justicia y al mismo tiempo se generan paralelamente la vulneración de otros derechos fundamentales, como es el caso de la libertad personal, el derecho a la integridad personal y física, derecho al debido proceso, entre otros.

De acuerdo al Colectivo de Investigaciones Interdisciplinarias en Derechos y Género (8), en 2013 se registró un total de 500 personas pertenecientes a la población LGBTTTI que se encuentran privadas de su libertad en losdiez centros de reclusión para adultos del D.F.

Como puede observarse el contexto de discriminación en que viven quienes pertenecen al grupo LGBTTTI los coloca en una situación de vulnerabilidad, provocando que en distintos espacios y reiteradamente sus derechos sean violados, ello se agrava en el caso específico de las personas privadas de libertad que a su vez forman parte de la población LGBTTTI, ya que su situación es doblemente vulnerable; primero por pertenecer a la disidencia sexogenérica y segundo, porque al mismo tiempo forman parte de la población penitenciaria.

Para junio de 2015, se registró una población penitenciaria de 255, 138 personas, cuando el sistema penitenciario tiene capacidad únicamente para 202,896 personas, lo que representa una falta de 52, 242 espacios, dando como lugar una sobrepoblación penitenciaria crítica. Aunado a ello, en dichas cifras se carece de datos segregados por identidad de género lo que impide dar cuenta de la población global cuya identidad es LGBTTTI que reside en los centros carcelarios a nivel nacional.

Por otro lado, hasta junio de 2015 se contabilizaron en el Distrito Federal 37,733 personas privadas de libertad, a pesar de que la infraestructura del Sistema Penitenciario de la capital mexicana tiene capacidad únicamente para 23, 179 personas. En las prisiones del Distrito Federal residen 14, 554 personas, para las cuales no hay espacio, ello convierte al Distrito Federal en la entidad con mayor número de personas en dicha situación. De acuerdo a lo anterior, el Sistema Penitenciario del Distrito Federal enfrenta un grave problema de sobrepoblación, lo cual se traduce en el detrimento de la calidad de vida de las personas. El hacinamiento provoca que las necesidades más indispensables para vivir con dignidad no sean satisfechas, como son la dificultad y/o imposibilidad de acceder a servicios básicos de agua, luz o alimentación que a su vez permiten la existencia de condiciones que promueven actos de corrupción, la existencia de mercados informales e ilegales para el suministro de insumos y productos de consumo; incurriendo en violaciones claras a los derechos humanos, en conjunto con aspectos discriminatorios que hacen de la población LGBTTTI, una grupo vulnerable en el contexto de privación de la libertad.

Lo anterior nos deja ver que en la actual sociedad mexicana la discriminación hacia las personas pertenecientes a la población LGBTTTI es latente. En ese sentido, corresponde al Estado mexicano prevenir, investigar y sancionar las violaciones hacia los derechos humanos de todas y todos los mexicanos, un hecho que se establece en el artículo primero constitucional, y donde también se indica que en el tema de derechos humanos contemplados en los tratados internacionales tienen la  misma importancia que los reconocidos en la CPEUM.

Uno de estos compromisos internacionales del Estado mexicano hacia el respeto de los derechos humanos en el ámbito del acceso a la justicia constituyen las 100 Reglas de Brasilia, instrumento que surge en el 2008 en Brasil, en el marco de la Cumbre Judicial Iberoamericana, y en el cual participaron un grupo destacado de expertos operadores y servidores del sistema de justicia de diversos países de Iberoamérica. El objetivo de dichas reglas es dejar el precedente de un instrumento internacional que siente las bases del acceso a la justicia y la defensa de personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad. En ellas, se insta a los Estados a hacer esfuerzos para prevenir, disminuir y erradicar las desigualdades en el acceso a la justicia de los grupos vulnerables; y se establece la importancia de contar con una cultura jurídica y una correcta asistencia legal y defensa pública, las cuales deben ser de calidad, especializadas y gratuitas.

De acuerdo a las 100 Reglas de Brasilia, las personas que se consideran en condición de vulnerabilidad son “aquellas que por razón de su edad, género, estado físico o mental, o por  circunstancias sociales, económicas y/o culturales, encuentran especiales dificultades para ejercitar con plenitud ante el sistema de justicia los derechos reconocidos por el ordenamiento jurídico” (9).

Las personas pertenecientes a la población LGBTTTI corresponden a un grupo en condición de vulnerabilidad por razón de su género, aunado a sus circunstancias sociales, económicas y/o culturales, entre otras que se pudieren presentar. Además de enfrentarse a obstáculos en el ejercicio de sus derechos civiles y políticos, la población LGBTTTI debe hacer frente por su condición de vulnerabilidad a dificultades en el acceso a la justicia, cuánto más si se trata de personas privadas de libertad.

Por lo anterior, la presente Guía de litigio se revela necesaria como un instrumento de apoyo en la defensa y promoción de los derechos de las personas pertenecientes a la población LGBTTTI, con el cual se busca sensibilizar en el tema a los operadores del Sistema de Justicia Penal Acusatorio Adversarial y contribuir a revertir la existente discriminación que atañe a dicho grupo.


1 La Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos en su artículo primero se refiere al término “preferencia sexual”.
2 Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), “Contra la homofobia y la transfobia: Por el respeto a la diversidad sexual/todas las personas nacimos libres e iguales”, consultado el 24 de septiembre de 2015. http://www.conapred.org.mx/userfiles/files/Dossier_17Mayo_Homofobia_INACCSS.pdf.
3 Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), “Encuesta Nacional Sobre Discriminación en México (ENADIS 2010)”, consultado el 20 de septiembre de 2015. http://www.conapred.org.mx/userfiles/files/Enadis-2010-RG-Accss-002.pdf.
4 Letra ese, “Informe crímenes de odio por homofobia”, consultado el 13 de octubre de 2015. http://www.letraese.org.mx/proyectos/proyecto-1-2/.
5 Proceso, “Registra el DF el índice más alto de homicidios por homofobia”, consultado el 13 de octubre de 2015. http://www.proceso.com.mx/372405/2014/05/16/registra-el-df-el-indice-mas-alto-de-homicidios-por-homofobia.
6 Román, José Antonio, “Reportan mil 218 asesinatos por homofobia en 20 años”, La Jornada, 12 de mayo de 2015, consultado el 13 de octubre de 2015. http://www.jornada.unam.mx/2015/05/12/sociedad/035n3soc.
7 Gutiérrez Román, José Luis y De la Peña, Luis Jorge (Coords.), Personas privadas de la libertad de la comunidad LGBTTTI: ¿Comunidad LGBTTTI sin derechos?, Asistencia Legal Por los Derechos Humanos, México, 2011.
8 Lermo Peña, Francisco, “Diagnóstico de población interna LGBTTTI en centros penitenciarios del Distrito Federal”, Colectivo de Investigaciones Interdisciplinarias en Derechos Humanos y Género (México: 2013).
9 Cumbre Judicial Iberoamericana, “Reglas de Brasilia sobre Acceso a la Justicia de las Personas en Condición de Vulnerabilidad”, capítulo 1º, sección 2ª. Consultado el 3 de septiembre de 2015. http://www.cumbrejudicial.org/c/document_library/get_file?uuid=10cef78a-d983-4202-816e-3ee95d9c1c3f&groupId=10124.

 

 

 

Pitagoras 920, Col. Del Valle, Delegación Benito Juárez,
CP. 03100, Ciudad de México.
Tels: 5687 8759 | 5639 6755 | 5523 2690 | 5536 4642

Copyright © 2016 ASILEGAL, AC
Todos los derechos reservados.