03 de marzo de 2020

Inocentes en prisión: las Mujeres olvidadas de la Guerra contra el Narco

  • Desde ASILEGAL lanzamos esta campaña para visibilizar los casos de mujeres privadas de libertad del fuero federal, abandonadas en prisión preventiva por más de ocho años y que se encuentran en un estado de indefensión en las prisiones de México.
  • Buscamos lograr el financiamiento necesario para continuar acompañando jurídicamente los casos de Lourdes, Lidia y Laura1 y de las 18 mujeres más que hemos documentado.
  • En el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres, esta campaña también busca sumar a todos los sectores de la sociedad civil en la lucha para que la justicia deje de ser un privilegio para las mujeres.

En 2011, en medio de la peor crisis de seguridad pública de la historia de México, cientos de mujeres fueron detenidas ilegalmente, encarceladas y finalmente olvidadas en las prisiones del país. Lourdes, Lidia y Laura, junto con otras 18 mujeres, fueron víctimas de los arrestos masivos de la estrategia militar contra el crimen organizado. La Guerra contra el Narco, lejos de ser efectiva, sólo arrojó una ola de tortura e injusticia sobre las personas en situación de mayor vulnerabilidad, destruyendo sus vidas en el proceso.

Ellas son las otras víctimas de esta guerra, las víctimas de las que nadie habla. El simple hecho de ser mujeres fue aprovechado por las autoridades para fabricar su culpabilidad a través de confesiones obtenidas mediante tortura sexual, física y psicológica. 

Los casos del fuero federal documentados por ASILEGAL, hasta el día de hoy, se encuentran en el olvido jurídico en Baja California: llevan más de 8 años en prisión “preventiva”2 esperando ser juzgadas, a pesar de que el límite legal es de dos años. Sin sentencia, por ley son inocentes y no deben continuar en prisión. Mientras el gobierno ignora su injusto encarcelamiento, ellas han pasado los últimos años de su vida en un entorno torturante bajo el argumento de que son un riesgo para lo sociedad, olvidando que el verdadero peligro se encuentra al interior de las prisiones: cualquier mujer dentro de una prisión siempre corre el riesgo de ser víctima de violencia, en especifico violencia sexual o trata.

Lourdes, Lidia y Laura, son un número más para las autoridades, sus voces no son escuchadas y sus vidas no valen, no son representadas legalmente por nadie, pues sin recursos para abogados privados, la defensa pública ha sido ausente o simplemente incapaz de trabajar con el enfoque de género que demanda su caso y atienda las razones contextuales que pone a las mujeres en conflicto con la ley.

¿Por qué lanzar una campaña de recaudación de fondos?

Desde ASILEGAL creemos que la lucha colectiva y la suma de esfuerzos pueden transformar nuestro sistema de justicia. Por ello, hemos emprendido esta campaña de recaudación de fondos no sólo para lograr financiar el acompañamiento jurídico de los casos de las mujeres del fuero federal víctimas de la Guerra contra el Narco, sino también para involucrar a los distintos sectores de la sociedad civil en esta lucha que nos compete a todas y todos: la lucha para que la justicia deje de ser un privilegio para las mujeres.

De esta forma, alcanzada nuestra meta, el equipo jurídico de ASILEGAL realizará las acciones necesarias para que Lourdes, Lidia y Laura salgan de prisión preventiva para continuar su proceso en libertad, y detener así las violaciones a derechos humanos que viven todos los días. Asimismo, buscaremos alternativas jurídicas para dar seguimiento a todos los casos documentados, gracias al convenio de colaboración que firmamos el pasado 20 de febrero con la Defensoría Pública Federal.

Con motivo del próximo 8 de marzo, hacemos un llamado a todos los medios de comunicación a sumarse a nuestra campaña para recordarle al Estado que las mujeres que encarceló existen y que no puede continuar violando sus derechos humanos. 

Conoce la campaña #InocentesEnPrisión: Las Mujeres olvidadas de la Guerra contra el Narco y súmate a nuestra lucha: 

1Para proteger la identidad y evitar la revictimización, los nombres y rostros de las mujeres, han sido cambiados. 

2 El uso y abuso de la prisión preventiva en México no es algo aislado, nuestro trabajo por más de 14 años en los centros penitenciarios nos ha mostrado que más de un tercio de las mujeres en las cárceles están bajo esta medida cautelar sobrepasando el límite de dos años establecido por la ley.

Para más información contactar a:
Miguel Hernández, Coordinador de Comunicación AsiLEGAL
miguel@asilegal.org.mx
5687 8759