Mujeres sin justicia, acusadas de homicidio por sufrir un parto fortuito

  • En México, existen decenas de mujeres que se encuentran privadas de la libertad acusadas de la comisión de homicidio calificado cuando, en realidad, tuvieron un parto fortuito.
  • Las autoridades de impartición de justicia llevan a cabo su labor a partir de la valoración del cumplimiento de estereotipos de género.

Ciudad de México, septiembre 28, 2018.

En México, existen decenas de mujeres privadas de libertad por el delito de homicidio calificado. Éstas mujeres, en realidad, sufrieron un parto fortuito cuyo producto nació y murió instantes después de la expulsión sin que ellas pudieran evitarlo. En torno a estos casos, las instituciones de procuración e impartición de justicia han utilizado criterios estereotipados, faltos de legalidad, para acreditar la responsabilidad de las mujeres en la muerte de sus productos.

Socialmente, persiste la visión naturalizada de la maternidad. La concepción de la maternidad como “deber natural” ha implicado que su “incumplimiento” sea una fuente de criminalización que al trascender al ámbito jurisdiccional se ha proyectado en el hecho de la imposición de penalidades severas, como las previstas para el homicidio.

En las observaciones finales sobre el noveno informe periódico de México ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación con la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés), celebrado en julio de 2018, el Comité hace referencia a la existencia de “trabas institucionales, estructurales y prácticas muy asentadas que dificultan el acceso a las mujeres a la justicia”, entre ellas, “los criterios interpretativos estereotipados y la parcialidad judicial en la resolución de casos y la falta de rendición de cuentas de los jueces cuyo desempeño jurisdiccional no tiene en cuenta las cuestiones de género” .

“Bianca”, “Carla”, “Marisol”, “Anahí”, “Julia”, “Mónica”, Concepción y Adriana son algunas mujeres, identificadas por AsiLegal dentro de Centros Penitenciarios de cinco estados de la República, que tuvieron un parto fortuito, su bebé falleció al nacer y están o estuvieron privadas de la libertad por el delito de homicidio calificado. Para ellas, la privación de la libertad ha tenido un efecto por demás adverso no solamente en el ámbito jurídico sino en la vida de ellas y sus familias.

En el marco del #28S, desde AsiLegal, no sumamos a la labor de incidencia que organizaciones feministas han desarrollado para garantizar los derechos sexuales y reproductivos y el acceso a la justicia de las mujeres. Celebramos la muestra de voluntad que ha expresado la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, de la Cámara de Diputados, en pro de la despenalización del aborto. Asimismo, aprovechamos ésta voluntad para que dicha Comisión y otras instancias volteen su mirada hacia las mujeres que se encuentran injustamente privadas de libertad acusadas de homicidio y que, en realidad, tuvieron un parto fortuito que desembocó en la pérdida de la vida de sus productos